Caída del IVA en coparticipación afecta a La Rioja, mientras la provincia podrá refinanciar deudas con Nación en 36 cuotas

La Rioja como las demás provincias son afectadas por la abrupta caída del IVA en la coparticipación federal, a raíz de la crisis financiera por la pandemia.

Como guiño político las provincias podrán solicitar al Estado nacional la reprogramación de las deudas que mantienen con la Casa Rosada, que incluye -entre otros ejes- un período de gracia en los pagos hasta el próximo 31 de diciembre. Se trata de una medida que los mandatarios pedían con insistencia, para lograr un alivio en materia de vencimientos en medio de la brutal caída de ingresos por la cuarentena.

Hasta el jueves 14, La Rioja recibió $855.400.00 por coparticipación federal con una caída anual del 10%.

El total transferido por el Gobierno nacional a las 24 jurisdicciones por coparticipación, leyes especiales y compensación del consenso fiscal totaliza $47.188 millones al 14 de mayo.

En ese marco, el IVA cae 40,2% en la variación real que afecta a todas las provincias. Es por el freno a la economía, ya que no se han producido ventas en los comercios, según un informe de la consultora Politikon Chaco.

La evolución porcentual interanual nominal y real en los principales conceptos

Al 14 de mayo inclusive, todas las provincias muestran caídas reales de entre el 21% y el 29% en los recursos de origen nacional captados por coparticipación.

A su vez, las deudas contraídas por las provincias, entre ellas La Rioja, con el Gobierno nacional serán refinanciadas bajo los términos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, herramienta creada este año por la administración de Alberto Fernández para aliviar sus responsabilidades fiscales, en el marco del impacto económico a raíz de las medidas de aislamiento social para enfrentar la pandemia de coronavirus.

Desde principios de este año, los gobernadores vienen reclamando el refinanciamiento de sus deudas asumidas con el Ejecutivo nacional a lo largo de los últimos años, situación que se vio agravada desde el inicio de la cuarentena obligatoria por la menor recaudación impositiva y el aumento del gasto público destinado al sistema de salud y la asistencia económica, lo que tornó prácticamente imposible para las provincias asumir los pagos.

Dichas deudas corresponden a distintos programas acordados entre el Estado nacional y las provincias que, a su vez, también sirvieron en su momento para la reprogramación de compromisos adeudados anteriormente o para la asistencia financiera con aportes por adelantado del Tesoro Nacional, como el Pacto Fiscal impulsado por el gobierno de Mauricio Macri en 2017 (reemplazado por otro pacto más flexible en enero de este año) y el Programa de Regularización del Sector Eléctrico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s