La Rioja entre las provincias con mayor dependencia de transferencias nacionales

Más de la mitad de las provincias generan menos de un tercio de los recursos económicos que necesitan para subsistir por lo que dependen fuertemente de las transferencias nacionales. Esa ecuación pareciera también pesar en las decisiones de los gobernadores de flexibilizar o no el aislamiento social obligatorio derivado del coronavirus. Aunque predomina la cautela, donde el sector privado tiene más incidencia en general se habilitan más actividades.

El distrito más dependiente de los giros de la Casa Rosada es Formosa que apenas genera el siete por ciento de su masa total de ingresos (tomando los datos de 2018 y hasta el tercer trimestre de 2019). La administración de Gildo Insfrán es, precisamente, la que menos actividades habilitó pese a que el territorio no registra ni un solo caso de contagio de coronavirus. Por ejemplo, recién hace dos días autorizó al comercio minorista por las tardes.

Insfrán es el mandatario que menos habilitaciones pidió a Nación aunque -por la condición de provincia libre de casos- podría haber avanzado más que sus colegas. En el distrito también funcionan las obras privadas con hasta diez trabajadores y la obra pública, igual que a nivel nacional.

Según un análisis del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) realizado a pedido de LA NACION, el podio de los distritos con menos autonomía económica se completa con La Rioja (9% de recursos propios en tres trimestres de 2019 y 10% en 2018) y Catamarca, que tampoco tiene casos de Covid-19 (10% y 11%, respectivamente). Ambos casos también están entre los más conservadores en el momento de flexibilizar la cuarentena. El cuarto lugar de más dependencia lo ocupa Santiago del Estero (10% en 2019 y 11% en 2018).

La excepción entre las más dependientes de Nación y el nivel de actividad privada que intenta recuperarse en Jujuy. La provincia gobernada por Gerardo Morales generó 13% de recursos propios sobre el total en los tres primeros trimestres del año pasado y 15% en el 2018 completo (iguales valores que Corrientes y Chaco).

Morales es quien llegó más lejos en las aperturas: fue el primero en habilitar la gastronomía y desde el 1º de junio vuelve el turismo local. Están diseñando un plan regional con Salta, que generó el 23% del total de ingresos el año pasado hasta setiembre, y el 25% en 2018.

“La percepción de que la mayor parte del ingreso no se genera en la jurisdicción lleva a una relativa menor preocupación sobre recuperar la actividad -dice el economista Ariel Baños, del Iaraf-. Claro que esa es una solución negativa porque en este juego no cooperativo esos distritos observan que sus recursos ‘vienen de la coparticipación’, es decir del resto de las provincias”, algunas de las cuales deben ser más cautas en la flexibilización por el números de casos de Covid-19 que tienen.

El análisis inverso del listado muestra a la ciudad de Buenos Aires liderando los distritos más autónomos en materia de recursos propios: 73% al 30 de setiembre del año pasado y 75% en 2018. Le siguen Neuquén (57% en los dos períodos considerados) y Buenos Aires (50% y 56% respectivamente). Generan entre 40% y 35% de todos sus ingresos Mendoza, Chubut y Córdoba.

Un informe del Ieral sobre la variación de la movilidad en lugares de trabajo respecto de comienzos del año, por provincia y fases de aislamiento, completa la descripción: Formosa y Catamarca son los dos distritos con menos cambios. En la cuarentena dura (20 a 31 de marzo), la movilidad bajó 51,3% y 50,7% respectivamente; en la administrada (1 al 12 de abril) la caída fue de 40,3% y 40,8% y en la última etapa (computada hasta el 7 de este mes), 23,8% y 25%.

En la otra punta están CABA: 79,1%, 75,3% y 67,3% de reducción de movilidad en lugares de trabajo en cada etapa del aislamiento; Buenos Aires, 69%, 62,5% y 51,8% y Chaco 59,6%; 49,8% y 36,9%.

La participación del sector público en la matriz del empleo es otro factor que juega en la coyuntura porque con los salarios garantizados hay menos tendencia a romper la cuarentena para no perder ingresos. En un informe de la Fundación Libertad con datos de 2017 aparecía Catamarca como el distrito donde el peso de los agentes estatales es mayor: 171,1 por cada cien privados registrados. Seguida por Formosa (167,4), La Rioja (146,9), Jujuy (135,4), Santiago del Estero (117,4) y Chaco (104,5).

El economista Adriano Mandolesi indica: “Las menos autónomas tienen menos incentivos a abrir la economía porque le podría generar un costo sanitario más alto y los ingresos los tienen garantizados porque se genera en distritos con más peso de la producción privada. En esa línea, CABA es la más complicada”.

Aunque el presidente Alberto Fernández insiste en que no existe un “dilema” entre economía y salud, a aquellas jurisdicciones con menos autonomía financiera les convendría que las más grandes y autónomas aceleraran la salida del aislamiento y aportaran más a la recaudación porque así crecería la coparticipación también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s