La Pampa pone en discusión las deudas de los estatales con las financieras, luego de la idea sobre la estatización de Quintela

En las últimas semanas, el ex vicepresidente Amado Boudou fue noticia a raíz de una comunicación que mantuvo con el gobernador riojano, Ricardo Quintela, a propósito de la situación que atraviesan los trabajadores estatales de esa provincia que mantienen deudas con las financieras y la iniciativa de oficial de comprar esa cartera para alivianar su situación económica.

En La Pampa la situación no parece estar en ese nivel de gravedad, aunque los abusos de las financieras y los abusos a los que se someten quienes toman un crédito llega a niveles dramáticos.

“En la provincia más de la mitad de los trabajadores y trabajadoras estatales están con sus sueldos embargados por las financieras, sobretodo los municipales”, aseguró al diario pampeano La Arena Roxana Rechimont, secretaria general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).

Y agregó: “Esa situación es uno de los temas pendientes que tenemos para llevar a la mesa de discusión paritaria porque tenemos compañeros que sacaron créditos en esas empresas, los embargan y después devuelven cuatro veces más de lo que fue el préstamo. Nosotros planteábamos que esas empresas no tuvieran acceso a los recibos de suelto, pero no hemos podido concretar nada”.

En esa línea, la dirigente gremial rechazó que “le den carta libre a las financieras de hacernos los embargos de los recibos de sueldo” ya que “muchos sobreviven con adelanto de sueldo por la cantidad de embargos que tienen”.

El caso riojano

Hace algunos días, el gobernador riojano Ricardo Quintela, recibió el asesoramiento del ex vicepresidente Amado Boudou en relación a su proyecto de salvataje a los estatales con sueldos embargados por las financieras. Sobre ese proyecto, el mandatario explicó: “(Los trabajadores) tienen comprometidos sus salarios en financieras encubiertas como Garbarino, Musimundo, Cetrocard, Tarjeta Naranja y otras, que financian la compra de los productos que ellos venden. La idea es pagar esas deudas con el Banco de La Rioja que, como banco promotor, fue puesto a disposición del desarrollo y el crecimiento de la provincia, y también lo queremos poner como promotor del desendeudamiento público”.

Lo que pretende Quintela es comprar la cartera de deuda estatal a los privados y cobrarlas con tasas más bajas.

El problema pampeano

Si bien en la provincia no se han detectado situaciones de usura en financieras encubiertas detrás de la venta de electrodomésticos, la situación no deja de ser grave para quienes trabajan en el Estado.

“La problemática que tienen los estatales tiene que ver con que justamente al tener un sueldo en muchos casos las financieras les hacen firmar un pagaré y habilitan el cobro automático. Ahí es cuando se sienten sin defensas porque esas financieras incumplen la normativa vigente al no fijar domicilio en la provincia, por lo que cuando pretenden iniciar acciones tienen que legislar en Buenos Aires, conseguir un abogado allá, y por falta de fondos para hacerlo terminan accediendo a pagar cualquier por ese crédito de consumo”, consideró Espartaco Marín, diputado pampeano.

“Cuando tratamos el proyecto de ley de Regulación de Entidades Financieras, vino ATE a la Comisión y planteó la problemática de la cantidad de empleados públicos que no solo tienen los sueldos embargados sino que además sufren metodología de cobro de los créditos absolutamente vejatorias”, agregó.

Ingresos

En esa línea, Alberto Chirino, secretario general de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) consideró en declaraciones al diario pampeño La Arena que “lo de La Rioja es algo más grave, no significa que estamos mejor sino que somos víctimas de las condiciones a las que nos lleva el sistema hoy por hoy”.

En esa línea manifestó que hay casos como el de los trabajadores y trabajadoras auxiliares de la educación que “no están alcanzando el nivel de ingresos que les permite acceder a cubrir las necesidades básicas para mantener el hogar” y que acceden a créditos “terminando con sus cuentas embargadas y una vez que eso ocurre el sistema les bloquea la posibilidad de pedir un adelanto de sueldo y quedan acorralados”.

Por estas horas de pandemia, los trabajadores y trabajadoras estatales están a la espera de la apertura de paritaria, donde esperan para plantear nuevamente la agobiante situación que atraviesan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s