Aparecen conflictos que la pandemia los había tapado: salud, educación y la crisis del sector privado

La pandemia sirvió para ganar tiempo, mientras una enfermedad sorprendía al mundo. El coronavirus llegó para quedarse entre nosotros y posibilitó a los gobiernos provinciales no escuchar por seis meses las demandas que vienen desde el año pasado.

El 2019 fue un pésimo año para la economía que golpeó la situación social, y en la provincia se veía por los magros salarios de los empleados estatales, que son los integrantes de la principal industrial que instauró el peronismo desde 1983 a la fecha.

Ricardo Quintela asumió para pagar los salarios y el medio aguinaldo y con el show de la chaya se encontró con la endemia del dengue y la pandemia del coronavuris. Así puso al gobierno provincial en Modo Pandemia, mientras que otros quintelistas trabajan de instaurar el Modo Capital por su deseo de la Ciudad de los Sueños.

Cuando junio se aproxima, o sea mitad de año, ya la pandemia no puede tapar los conflictos laborales, sociales y las demandas salariales.

Primero se diferenció el gremio docente de AMP para reclamar la paritaria docente de este año. A pesar que su titular Rogelio de Leonardi mantiene un buen diálogo con Quintela plantó bandera y lanzó una medida de fuerza virtual, ya que las bases se lo reclamaban.

El gobierno ganó tiempo con los docentes, pero parecer que tiene final ese lapso, para abrirse un conflicto para la administración provincial.

Luego surgieron los viejos planteamientos del sector de la salud, con el gremio APROSLaR a la cabeza. Rolando Aguero alertó que había una situación complicada para que este miércoles se viera en las instituciones médicas que hay mucho enojo. La pandemia tampoco pudo tapar ese conflicto.

Hubo manifestaciones en toda la provincia y al igual que los maestros, es un tema que no tenía en agenda la Casa de Gobierno. Por detrás de ellos aparecerán todos los empleados estatales con un pedido de aumento salarial, mientras el gobierno insinúa la compra de la deuda privada en las financieras.

Pero La Rioja estatatizada también tiene problemas en el sector privado, ya que el aislamiento llevó a una situación crítica. Eso pasa con las empresas de transporte de pasajeros y se vio en la vaciada estación terminal de omnibús.

Así se arma el escenario del segundo semestre para el gobierno, que ganó medio año para que no se hablara de los temas que le importan a la gente, aunque la preocupación por el coronavirus seguirá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s