Fernando Torres comanda un “ejército” de 5 mil chalecos rojos con más poder que la policía

El esposo de la diputada provincial Teresita Madera tiene poder propio. A través del grupo denominado socialmente como los “chalecos rojos”, Fernando Torres avanza en cada punto de la ciudad, un departamento que no es amigo del oficialismo gubernamental.

Con el respaldo de Madera dentro de la estructura de poder del gobernador Ricardo Quintela, Torres hace pata ancha hasta dentro de la policía, que hace un tiempo no cumple con tareas concretas en la fuerza.

“La inconducta de una persona no puede ensuciar el titánico y heroico trabajo que hacen 5.000 chalecos rojos todos los días”, afirma el marido de Madera para defender a su “ejército” que tuvo dos detenciones el fin de semana por supuestos ilícitos.

Con presupuesto propio mediante su nueva relación política con el secretario general de la Gobernación Armando Molina, Torres explica que “tenemos más de 5.000 mil personas como voluntarios en el COE, solamente en Capital”.

Es como un municipio paralelo capitalino y supera a las demás administraciones municipales del interior.

En ese sentido, explica que los chalecos rojos “son personas que están paradas frente a un domicilio, hemos llegado a 170 positivos por día, eso hace que el número de aislados aumente exponencialmente, por eso necesitamos tantos colaboradores”.

Según explicó “hay alrededor de 1.500 casas que estamos monitoreando”.

El fin de semana se conoció que los taxistas independientes también se sumaron a la brigada de los “chalecos rojos”, tras recibir ayudas del gobierno.

“Nosotros asignamos al COE personas que eran becados, contratados, etc.; necesitamos de muchísima gente para poder monitorear a todos los casos positivos y contactos estrechos”, dice Torres.

Al respecto, cuenta que “se está trabajando junto a la vicepresidenta primera de la Legislatura Teresita Madera, y los secretarios Adriana Olima y Jorge Maza, para articular el trabajo con los COE de los departamentos del interior”.

En algún momento pasará la cuarentena y hasta la pandemia, por eso el destino de todo ese personal es la incógnita. Es un piso electoral para el maderismo, con el fin de pensar en el 2021 para que Teresita Madera vaya por la reelección en la Legislatura.

Mientras tanto, Torres hace todos los deberes para ser el jefe de Policía. Según el decreto y luego transformado en una ley, lo puede ser alguien que no haya cumplido la propia carrera policial, como pasó con Rubén Garay, hoy internado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s