Las mejoras salariales se anticipan a las 100 medidas ideadas por el gobierno

El clima social adverso llevó este lunes al gobierno a brindar un anuncio vía Facebook para el sector de la salud. Se trata de los trabajadores que están en la primera línea de fuego por la pandemia y especialmente los más afectados por la precarización laboral.

Previo al anuncio del gobernador, los trabajadores protestaron en el hospital Vera Barros para transmitir su descontento con las políticas salariales.

Luego Ricardo Quintela junto al gremialista Nicolás de la Fuente dieron la buena nueva, aunque no queda conforme nadie.

De esa forma, desde la Residencia Oficial, el gobierno de La Rioja comenzó con las mejoras salariales, que en el caso de la salud solo son por cuatro meses, mientras que los demás empleados pretenden lo mismo.

“Tomamos la decisión de acompañar a los trabajadores y trabajadoras de la salud otorgando un incremento del 50% a las guardias COVID-19, como así también una asistencia financiera mensual, equivalente al 25% del básico, a todos los empleados y empleadas del sistema sanitario por 4 meses, septiembre, octubre, noviembre y diciembre”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Así la decisión política se anticipa a las 100 medidas ideadas por el gobierno como salida de la pandemia. Eso había sido comentado por el propio gobernador en una actividad pública para reactivar la provincia.

Sin embargo, el atraso salarial pone atención en las reacciones de los empleados estatales, que desde julio del año pasado (gobierno de Sergio Casas) no tienen un anuncio de incremento salarial.

La misma situación se produce dentro de las fuerzas políciales luego que una protesta en la Jefatura, como en la Residencia Oficial. Por este motivo, el gobierno inició un sumario y luego la suspensión de un grupo de policías.

Pero el reclamo por aumento de haberes está latente y pendiente, ya que también son un sector en la primera línea de fuego y castigado en los bolsillos. Fue un llamado de atención para el oficialismo.

También están en el mismo escalón los docentes que vienen realizando paros virtuales, a través de los planteamientos del gremio docente AMP, como otros, ya que el gobierno no avanzó en la paritaria docente.

Los maestros siguen dictando clases en forma virtual desde sus hogares. Es decir están recargados de trabajo.

Y luego aparecen los estatales puros que están en sus casas, pero con magros salarios. A ellos se suman los legislativos, judiciales, entre otros.

El gobierno aduce que no tiene fondos, pero hasta agosto recibió casi $32.000 millones desde la Nación en coparticipación federal, extras, COVID, entre otros ingresos a la provincia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s