“Pocho” Brizuela dijo que el Ejecutivo no denunció al PEM, pero el Gobernador recibió una carta y lo liberaron a Duarte

El empleado de la Municipalidad de la Capital, David Duarte, fue liberado el domingo por la noche, tras que el gobernador Ricardo Quintela recibió una carta de quien hasta ese momento estaba detenido en la Alcaídia policial.

Duarte había participado de una marcha de trabajadores municipales en la Residencia Oficial, adonde le faltó el respeto al primer mandatario provincial. Quedó detenido por la actuación de oficio de la justicia, un hecho inédito en la provincia.

El domingo por la tarde, Quintela hizo pública una carta de Duarte y el gobernador pidió su libertad, a pesar que el secretario de Derechos Humanos, Délfor Brizuela, había asegurado que el Poder Ejecutivo no estaba detrás de la detención del trabajador municipal.

“Creo que hay mucha confusión sobre el hecho de la detención de un ciudadano, empleado municipal,que en una manifestación de protesta expresó conceptos amenazantes a funcionarios públicos”, dijo Brizuela, alias Pocho.

En ese sentido, afirmó que “nadie del poder ejecutivo provincial denunció a esa u otras personas; la manifestación gozó de las garantias constitucionales que tienen que ver con el derecho a peticionar” y añadio que “la promoción de acción penal fue llevada a cabo por un fiscal de oficio merituando que el hecho revestia la comisión de un delito”.

Brizuela sostuvo que “el juez de turno interviniente resolvió y ordenó la detención del acusado”, al sostener que “la persona imputada tiene garantizada el debido proceso, el derecho de defensa y la presunción de inocencia”.

El secretario dijo que “hasta aquí, todos los pasos están ajustados a derecho” y puntualizó que “ya desde el punto de vista politico, mi impresión es que la detención, por un posible delito de la persona, en una manifestación legitima, va a ser leida y/o aprovechada y dimensionada con intereses diferentes a los juridicos”.

Brizuela dijo que “en ese sentido la privación de la libertad adquiere una dimensión y una realidad
desproporcionada” y agregó que “decir que hay similitud con el actuar de la dictadura militar no se ajusta a la realidad”.

“El gobierno de la provincia, con su gobernador a la cabeza, Ricardo Quintela, no promueve ninguna persecusión ni limitación al reclamo justo de los y las trabajadores”, comentó el funcionario y dijo que “al contrario garantiza la libre y pacifica expresión de todos, como corresponde a un Estado democrático”.

“Si alguién considera, y tiene elementos que lo avalen, para acusar de mal desempeño a los magistrados, puede presentar la denuncia respectiva ante los institutos constitucionales correspondientes”, pidió y afirmó que “la Secretaría de Derechos Humanos se pone a disposición por cualquier circunstancia que vulnere o afecte el acceso efectivo a la justicia”.

El domingo por la tarde, Quintela, a través de su cuenta en Twitter, informó: “Llegó a mis manos esta carta de David Duarte, la leí atentamente y quiero pedir sin ánimo de inmiscuirme en la decisión de la Justicia, que el Juez considere la posibilidad de otorgar la rápida libertad al detenido, y que continúe la causa con las garantías del debido proceso”.

Por la noche, Duarte quedó en libertad y habló en la puerta de la Alcaídia policial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s