Una vez que actúa de “oficio” la justicia pone en jaque al gobierno; una carta del futuro

Lo que debería ser normal, en La Rioja se transformó en un dolor de cabeza. Un agente fiscal pidió al juez suplente Ariel Bacco que se disponga la detención inmediata de un empleado municipal, conocido en el mundo quintelista, por los agravios verbales contra el gobernador Ricardo Quintela.

Bacco le dio la razón al Fiscal y por ello, detuvo a David Duarte, a quien se le imputa “coacción agravada”, “incitación a la violencia” e “intimidación pública.

Duarte había reclamado en la Residencia Oficial que se mejore la situación de los trabajadores precarizados en la Municipalidad que administra la radical Inés Brizuela y Doria, pero el crecimiento de empleados en negro se dio en la administración de Quintela en la Capital. Hasta lo sufrió el ex intendente Alberto Paredes Urquiza.

Por primera vez la Justicia hizo lo que le correspondía, aunque puso en jaque el poder del justicialismo en la Casa de Gobierno, ya que despertó a la oposición política representada en Juntos por La Rioja, y trajo a la memoria las distracciones de la justicia para no accionar contra el poder de turno.

Esa actuación de “oficio” se produjo por un agravio verbal contra el primer mandatario. Sin embargo, en La Rioja se han producido hechos mucho más graves y la justicia se tapó los ojos y los oídos para no actuar.

Hace poco tiempo, Ariel Parmigiani, secretario de Asuntos Estratégicos, asumió la Presidencia de la empresa estatal Parque Eólico Arauco y aseguró que había una deuda de 600 millones de dólares.

Parmigiani hasta deslizó que había un desmanejo de los dineros públicos, ya que la Provincia había accedido al famoso Bono Verde por 300 millones de dólares.

Casi en los mismos días, Ariel Puy Soria, ministro de Tierras, apuntó contra la propia justicia por la venta de lotes en terrenos del Estado, conocida como las 3.000 hectáreas.

Puy Soria, ex secretario de Tierras de Luis Beder Herrera y sobreviviente en la gestión de Sergio Casas, no dudó en poner en relieve la relación entre magistrados con inmobiliarias de la provincia.

El senador nacional Julio Martínez recordó que “el interventor del Parque Eólico Arauco encuentra una deuda de U$S 600 millones y declara públicamente que había corrupción” y resaltó que “no hubo denuncia y ningún juez actuó de oficio”.

Hasta los legisladores opositores fueron a la justicia, pero sus denuncias están cajoneadas.

No hay que olvidarse de las denuncias públicas del ex empresario automotor Gustavo Flamini contra un grupo de concejales capitalinos por la concesión del servicio.

En enero, el actual secretario de Seguridad, Pedro Fuentes, denunció también supuestos hechos de corrupción en la policía. La maniobra estaba relacionada con el cobro de adicionales a las estaciones de servicio por un monto de $3 millones.

El gobierno buscó descartar cualquier tipo de presión sobre el Poder Judicial para lograr la detención del individuo, luego que el diputado nacional Felipe Álvarez afirmó además que “el poder que se ejerce a la fuerza es peligroso” y por ello, resaltó: “Por encima de la ley no”.

En ese marco, Puy Soria afirmó que “intentar enmascarar intereses políticos a costa de trabajadores, usándolos de voceros para reclamar algo que corresponde al gobierno municipal, habla del poco vuelo e imaginación de ciertos dirigentes. Repudio el intento autoritario de las minorias de desestabilizar el gobierno”.

La diputada Teresita Madera indicó que “sin dudas, esto es generado por un sector q debería dar respuesta a los trabajadores PEM. Esperamos q la justicia continúe la investigación para dar con los autores de estas maniobras políticas que instan a la violencia y a la desestabilización de un gobierno con mandato popular”.

Luego Quintela pidió la liberación de Duarte:  “Llegó a mis manos esta carta de David Duarte, la leí atentamente y quiero pedir sin ánimo de inmiscuirme en la decisión de la Justicia, que el Juez considere la posibilidad de otorgar la rápida libertad al detenido, y que continúe la causa con las garantías del debido proceso”, manifestó el mandatario provincial.

Finalmente eso pasó (la liberación), ya que Quintela había recibido una carta firmada por el detenido con fecha (lunes) 14 de setiembre cuando el propio gobernador la había dado a conocer el domingo 13. Cosas que pasan.

Final feliz y aquí no ha pasado nada.

Sigamos leyendo el libro “La Rioja de los hechos consumados” del desaparecido Ricardo Mercado Luna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s