El salario mínimo debería superar los $70.000

Un hogar constituido por una pareja de 35 años con dos hijos (de 6 y 9 años) necesitó, en julio de 2020, de $70.616,60 para satisfacer sus necesidades. Este valor se compone de $23.029,50 necesarios para adquirir una Canasta Alimentaria Mínima y de $ 47.587,10 para acceder a otros bienes y servicios básicos.

Así lo estableció la actualización del cálculo que realiza periódicamente la Junta Interna de ATE INDEC, con el objetivo de elaborar una herramienta que sirva a los/as trabajadores/as para la discusión paritaria.

Quienes elaboran el informe subrayaron que “las Canastas de Consumos Mínimos no implican un modelo de lo que sería una canasta óptima, deseable (que no puede surgir de un análisis estadístico, sino de una discusión social más global acerca de los objetivos y valores a que se aspira). Éstos son valores de mínima. Por eso mismo, ningún trabajador debería ganar -de bolsillo- menos que el valor calculado en este ejercicio”.

En esta actualización recordaron la importancia del contexto en que fue elaborada: con casi 160 días de aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) y cuando el ministro de Economía, Martín Guzmán, informó que no habrá aumento para los/as trabajadores/as estatales.

“Conocemos la situación económica general actual, pero no puede ser argumento para que quienes tengamos que pagar la crisis seamos los trabajadores. En particular, los estatales, desde hace años venimos sufriendo un deterioro sostenido en nuestros salarios frente al crecimiento diario de los precios, sumado a las últimas autorizaciones de aumentos de servicios que van a derrumbar aún más el poder adquisitivo de nuestros magros ingresos. La situación se agudiza en los miles y miles de trabajadores que el Estado (los Estados) empleador someten al fraude contractual a través del monotributo”, afirmaron.

También pusieron énfasis en la desigualdad respecto de otros sectores: “En mayo, mientras congelaban la paritaria estatal porque no había fondos, el gobierno le pagaba al FMI US$ 320 millones, para el que evidentemente sí había. Lamentamos que el gobierno priorice al FMI, a los acreedores extranjeros y al empresariado, a quienes destinó grandes cantidades de dinero para que no vean resentidas sus ganancias alivianando su obligación salarial como empleadores. Últimos en la lista quedamos quienes hemos continuado trabajando desde el día uno del ASPO, quienes estamos en la primera línea del combate a la pandemia, como tantas veces hemos oído. Apenas el sector salud ha recibido un bono por única vez, que fue dividido en cuotas y que no se ha pagado uniformemente. Y ni siquiera se trata el proyecto de impuesto a las grandes fortunas”.

Frente a esta coyuntura, remarcaron que el informe “tiene como finalidad establecer una referencia para los negociadores paritarios en general y los de ATE en particular, para que exijan nuevamente la convocatoria urgente a la mesa de negociación paritaria”.

Por todo lo expuesto, manifestaron tres puntos centrales de exigencia al Estado empleador: pago de la deuda de la pauta salarial 2019/2020; aumento acorde a la inflación estimada para este año (alrededor 40%); salarios con piso de $70000.

Forzado por la presión gremial en las calles, el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, anunció ayer un incremento salarial del 14% para los empleados públicos de la provincia, que impactará en las asignaciones familiares, en el sector pasivo del Instituto de Previsión Social (IPS) y en los salarios de los docentes.

Según señaló Herrera Ahuad desde Casa de Gobierno, los empleados estatales “recibirán para septiembre, un aumento del 14%, calculados sobre los sueldos de agosto”, un incremento -dijo- que “en lo que va del año representa un acumulado del 37%”. “Ningún trabajador activo de Misiones percibirá un sueldo neto inferior a los 30 mil pesos”, afirmó el gobernador.

La semana pasada, el Gobierno de Misiones había sellado un acuerdo con los docentes que establecía un mínimo de 27.500 pesos de básico.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es fireshot-capture-490-www.indec_.gob_.ar_.png

En ese marco, los empleados estatales de La Rioja perdieron el 41,4% del poder adquisitivo en los últimos 12 meses en La Rioja, según el índice de precios al consumidor establecido por el INDEC.

La masa salarial de los trabajadores públicos son fundamentales para mover la rueda del consumo en La Rioja.

Solo en lo que va del año, los estatales perdieron un 20,6% del poder adquisitivo, según la Dirección de Índices de Precios de Consumo.

Así quedó plasmado en las variaciones de precios entre diciembre de 2019 a agosto de 2020.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es fireshot-capture-493-www.indec_.gob_.ar_.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s